GDPR, la nueva regulación europea de los datos

Si trabajas en Marketing habrás oído hablar de la General Data Protection Regulation (GDPR), la nueva normativa europea aprobada por el Parlamento que entrará en vigor este próximo mayo 2018. Y te preguntarás, ¿por qué está generando tanta preocupación? Esta regulación nace con el objetivo de garantizar la privacidad y la seguridad de los datos personales de los usuarios y, en consecuencia, exigirá nuevas responsabilidades a las empresas.

A partir de ahora, los marketers deberán revisar sus estrategias para asegurarse que sus campañas basadas en datos no incumplen ningún artículo de esta normativa con sanciones millonarias. ¿Está tu negocio preparado para superar con éxito una auditoría? Conoce aquí los principales puntos de la GDPR.

GDPR

¿Qué es la General Data Protection Regulation (GDPR)?

La GDPR es un reglamento europeo, en el sentido más estricto, que establecerá cómo se debe recoger y utilizar la información de carácter personal compartida por los usuarios. Hasta ahora, las compañías se regían por la directiva de 1995, una normativa que no contemplaba la complejidad del actual entorno digital.

Con la GDPR, en cambio, se espera proteger la privacidad de todos los ciudadanos europeos concediéndoles unos derechos sobre sus datos y una serie de garantías en su tratamiento. Las empresas deberán, por ejemplo, minimizar el riesgo de brechas a través de sistemas de seguridad que garanticen la integridad de la información. También se incluyen puntos como el derecho al olvido o al acceso, entre otros.

En realidad, la GDPR mantendrá los principios fundamentales de la directiva de 1995. No obstante, los cambios son suficientemente significativos como para que las empresas revisen sus políticas en profundidad.

¿Qué es ‘personal data’?

La nueva normativa europea solo se aplicará en el tratamiento de “personal data”, es decir, datos de carácter personal. Con todo, ¿qué engloba este concepto? Cualquier información relativa a una persona (o ‘Data Subject”) que pueda ser utilizada directa o indirectamente para identificarla. En otras palabras, se incluiría desde el nombre, la fotografía o el correo electrónico hasta detalles bancarios, publicaciones en redes sociales o la IP del ordenador.

¿Empiezas a intuir qué problemas ocasionará en Marketing? ¿Con qué tipo de datos trabajan las soluciones, por ejemplo, de Google Analytics o Adobe Analytics?

¿A quién afectará la GDPR?

En principio, a cualquier empresa que ofrezca sus servicios o productos dentro del territorio europeo. Las fronteras desaparecen en un mundo global donde la mayoría de marcas tienen huella internacional. La GDPR se aplicará siempre que se trabaje con datos de carácter personal provenientes de los ciudadanos de la Unión Europea, independientemente de la localización de la compañía (sí, las empresas estadounidenses no se escapan).

¿Qué sanciones se aplicarán si se incumplen sus principios?

Uno de los aspectos que más inquieta a las empresas son las elevadas sanciones previstas por el Parlamento Europeo. La GDPR contempla imponer multas de hasta un 4% del volumen total de negocio anual o de 20 millones de euros.

Esta cifra se reservará para graves vulneraciones de la normativa como, por ejemplo, no obtener el consentimiento adecuado del usuario para procesar sus datos. También habrá multas menores por no informar sobre brechas de información o no realizar un control de daños posterior, entre muchas otras cuestiones.

La GDPR en el mundo de los datos

En los últimos años, las compañías han ido construyendo complejos sistemas de recolección, almacenamiento y análisis de datos que les permiten impulsar todo tipo de campañas de Marketing. Hablamos de herramientas de analítica digital, de gestión publicitaria, de Email Marketing… todas ellas utilizan constantemente datos provenientes de los usuarios. ¿Se pueden considerar datos personales? ¿Se aplica la GDPR aquí? Ajustarse a esta nueva regulación no será sencillo.

La multiplicación del uso de tecnologías avanzadas de Marketing y el poco conocimiento de cómo se recogen y se usan estos datos podrían disparar alarmas. Se está trabajando con un elevado nivel de segmentación que permite mejorar el retorno de la inversión (ROI). No obstante, ¿estás seguro que no incumples las políticas y normativas actuales? Cada empresa deberá analizar y asumir responsabilidades en función de su situación.

En realidad, la clave está en entender cómo se están recolectando tus datos, dónde se están almacenando y quién los está utilizando. Si controlas en todo momento su gestión, te estarás adaptando adecuadamente a la GDPR.

¿Te interesa obtener más información sobre la nueva normativa europea? Te recomendamos visitar la página oficial de la GDPR.

También te aconsejamos estar pendiente del blog ya que, en las próximas semanas, iremos profundizando en este tema y en todas las implicaciones que tendrá para los marketers. ¡No te lo pierdas!

¿Y tú? ¿Qué piensas de la GDPR? ¿Cómo crees que afectará a tu negocio? Déjanos cualquier aportación en la sección de comentarios.

jordina.sole@dbi.io'
Periodista de formación y especializada en Marketing Digital, se incorporó a DBI con mucha ilusión y ganas de afrontar nuevos retos profesionales. Amante de la tecnología, las historias cinematográficas y los buenos libros, le encanta descubrir cosas nuevas todos los días ya que cree que aprender siempre es posible.

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *