DoubleClick for Publishers: ¿Qué es y cómo puede ayudarte?

Dentro del ecosistema de herramientas de Google nos encontramos con DFP, o lo que es lo mismo, DoubleClick for Publishers, una solución que sin duda tiene mucho potencial. En concreto, los medios de comunicación y publishers están mucho más familiarizados con ella ya que les permite optimizar la administración de anuncios. Esta semana te proponemos descubrir los puntos fuertes de DoubleClick for Publishers y, también, algunas de sus principales limitaciones. ¿Te lo perderás?

¿Qué es DoubleClick for Publishers?

Para aquellos que no conozcáis para que sirve, es la plataforma en la que los editores (publishers) sirven los anuncios en sus propios sites, en AdSense, en redes publicitarias, en aplicaciones móbiles, en juegos… aquellos anuncios vendidos directamente a los anunciantes o un mix de todos ellos. De manera que, sintetizando, permite la venta de publicidad al anunciante y se cobra directamente por ello.

Quizás esta definición te recuerda a la red publicitaria de Google AdSense pero no es lo mismo. DoubleClick for Publishers es un servidor de anuncios como tal, es decir, puede traficar con otras redes publicitarias o de anuncios permitiendo, a su vez, que Google AdSense compita con ellas. Además, te ofrece informes unificados de toda tu actividad de publicación en anuncios, más allá de Google AdSense.

DoubleClick for Publishers

Fuente: Google

En DoubleClick for Publishers, de hecho, hay dos tipologías de monitorización de nuestro inventario mediante:

  • Direct sale (venta directa): En el que un cliente/anunciante quiere comprarnos directamente la publicidad.
  • Programmatic/automated demand-solution (programática): A través de un Adnetwork, SSP… Si no sabes muy bien cómo funciona la publicidad programática en DoubleClick, aquí tienes un enlace al soporte de Google que te irá genial.

5 puntos fuertes que se encuentran en DFP

1. Centralización para traficar los anuncios desde una única plataforma.

2. Forecast avanzado para tener un mayor pulso de cuantas impresiones podrán venderse a los anunciantes. Además, se puede especificar cuándo, dónde y a quién mostrarle un anuncio. Por ejemplo, si queremos mostrar nuestro anuncio en páginas de salud entre las 13:00 y las 15:00 a usuarios localizados en Zaragoza, la herramienta de previsiones nos facilitará la información de impresiones disponibles para esta tipología de solicitud.

¿Qué pasa con el inventario no vendido? No hay problema, al estar vinculado con AdSense, permite vender este tipo de inventario de forma automatizada.

3. Optimización de ingresos dado que permite tanto a AdSense como a Google Ad Exchange competir entre ellas y otras redes en real-time para conseguir el mejor revenue de cada impresión de un anuncio.

4. Posibilidad de compartir audiencias basadas en datos de Google Analytics y que se podrán compartir en DFP.  Como, por ejemplo, definir una audiencia de “Tech addicts” basada en aquellos usuarios que visitan más de un número de veces una determinada sección como Tecnología.

Además, hay todo este universo de segmentos, desde propios, de plataformas de gestión de datos (DMP), de Google Analytics 360, Compartidos, Externos (licencia directa/global. ej: BlueKai, eXelate)… Si se quiere profundizar más sobre la tipología y características, en este enlace viene muy bien sintetizado.

DFP

Este punto, sin duda, nos ayudará a maximizar nuestro inventario publicitario al segmentarlo a las audiencias que consideremos y tengamos previamente definidas.

5. Un reporting integrado con Google Analytics: lo veremos una vez que llevemos a cabo la vinculación de nuestra cuenta desde el apartado de configuración. Seleccionaremos la red de DoubleClick for Publishers y la vista sobre la que se aplica dicho enlace.

¿Dónde encontraremos los informes integrados en Google Analytics? En el apartado de Comportamiento> Editor.

Menu DFP

Algunas limitaciones de DoubleClick for Publishers

Eso sí, hay que tener en cuenta que, como el propio Google indica, dichos informes de DFP integrados en Google Analytics son aproximados. No deberían usarse para llevar a cabo una validación financiera o contable ya que en ocasiones podrán mostrarse discrepancias.

Por otro lado, podremos recopilar datos de eventos únicamente de anuncios de display de DFP, ya que los anuncios de vídeo y en aplicaciones móviles, por el momento, no son compatibles.

¿Qué tipologías de DFP existen?

¿Cómo sé qué tipo de DFP me conviene? Es relativamente fácil, ya que en la actualidad existen dos tipologías de productos:

  • DoubleClick for Publishers (DFP) Small Business: Versión gratuita. Entre las especificaciones que la diferencian de la de pago, está que no existe un coste de setup, ni tampoco un mínimo requerido de impresiones. Sin embargo, dicha modalidad no tiene soporte de Ad Exchange ni permite generar impresiones a diferentes targets. Y tiene límites (hasta 7) en la jerarquía de “Líneas de pedido” y otras dimensiones.
  • DoubleClick for Publishers (DFP): Versión enterprise orientada para aquellos editores o red de editores que tienen un inventario muy amplio (hablamos de que hay un requerimiento de un mínimo de impresiones de más de 90 millones al mes).

¿Y tú has utilizado DFP? ¿Has optimizado al máximo el inventario publicitario? ¿Con qué otras ventajas e inconvenientes te has encontrado?

Si te interesa profundizar en las herramientas de DoubleClick, te recomendamos echarle un vistazo a este post sobre el gestor de campañas en buscadores, DoubleClick Search.

clara.saiz@dbi.io'

Clara es una zaragozana afincada en Madrid que cuenta con el máster de Analítica Web de Kschool. La encontrarás conceptualizando, midiendo, analizando y optimizando procesos para sacar el mayor rendimiento. En el mundo offline, disfruta de las pelis, documentales y series frikis en Netflix. Así como de un buen concierto. Eso si no está perdiéndose por algún país.

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *